SENSACIONES EN EL REIKI- 2ª parte

energia reiki

En la anterior publicación estuvimos hablando sobre las distintas sensaciones o reacciones que una persona puede tener al recibir Reiki. En esta edición seguimos explicando frecuentes síntomas con los que nos encontramos en una sesión de Reiki.

Sentir el cuerpo muy pesado, escalofrios o fluir de la energía por el interior del cuerpo, sensación de vacio en los chakras mayores, ligeros dolores… Estas son reacciones frecuentes en las primeras sesiones de Reiki y cuando los chakras presentan estados de bloqueo o insuficiente energía.

Respiración agitada. Esto aparece en tratamientos a personas que controlan mucho sus emociones. Suele aparecer cuando se da Reiki en el chakra timo-corazón. Se puede colocar a la persona del lado derecho hasta que se controle dicho estado. También suele aparecer suspiros.

Sensación de flotación o desprendimiento. Suele aparecer en personas muy sensibles al manejo de la energía y se debe al movimiento o re-orientación de los cuerpos sutiles.

Deseo de hablar sobre nuestra vida. Se debe principalmente a la necesidad de desahogar emociones retenidas o cosas que nos molestan o nos causa tensión. Lo ideal es permitir al paciente que exteriorice lo que le bloquea y permanecer en un estado de escucha y sin intervenir, a no ser que se nos pida opinión.

Visión muy brillante y en tonalidades vibrantes. Es una percepción muy común y agradable.

Recepción de imágenes mentales. Escenas de la vida, colores, luz, figura… El cerebro al estar trabajando nuestras vivencias en combinación con la información de los cuerpos sutiles, produce un fenómeno de “imágenes en pantalla”. Estas pueden ser tan variadas como cada persona lo es. Esto tiene que ver con la actividad curativa de la energía.

Sueño profundo o estado de meditación profunda.  Esto suele ser bastante frecuente y se debe al estado de relajación. Esto significa que el insconsciente está trabajando en nuestros sueños, sanando experiencias de vida que se han quedado abiertas y sin procesar. Lo ideal es dejar a la persona dormir y cuando termine la sesión despertarla poco a poco.

Necesidad de estar en soledad. Es normal esta sensación. Se debe a que nos lleva a tomar una conciencia personal a la vez de confrontarnos en forma integral. Es conveniente darnos la oportunidad y el tiempo necesarios de contactar, sentir y vivir nuestra propia historia y los efectos de las circunstancias que nos rodean y afectan.

Desarrollo momentaneo de la sensibilidad. No es muy frecuente esta experiencia. Se describe como una increible potencialización de los sentidos. Hay quien la compara con la sensación llamada “integración universal” Esta sensación se cataloga como un regalo de la energía.

Gracias por leerme.

http://www.tutiendareiki.com

SENSACIONES EN EL REIKI- parte 1ª

foto-32

Una de las primeras cuestiones que se pregunta la persona que viene a recibir una sesión de Reiki es qué se siente con el Reiki. Evidentemente cada persona es distinta de otra y las circunstancias y proceso de cada cual también lo son y esto hace que se tenga   diferentes reacciones ya que  también se percibe la energía de forma diferente. Por consiguiente  las sensaciones pueden ser de lo más variado.

Existen algunas sensaciones que son más comunes que otras como por ejemplo el sentir paz, calor o frio, visualización de formas y colores, revivir experiencias… y existen otras que son más especificas.

Abajo te explico de forma más detallada las reacciones más frecuentes:

Sensación de fiebre o pequeña calentura: Esto suele darse en personas que tienen su sistema energético sensible a la entrada de la energía Reiki. Es frecuente sentirlo en las iniciaciones de los tres niveles. Puede ser que esta sensación dure de 12 horas a 24, llegando a tener una temperatura corporal máximo de 37.2grados.

Cuerpo muy tenso. Es poco frecuente y cuando aparece es en la zona donde hay mayor estrés.

Necesidad de orinar. Esto se da con bastante frecuencia, especialmente al terminar una sesión de Reiki. La pérdida del control y la salida de un poco de orina es un caso más raro, especialmente cuando el paciente está acostado de lado. Es recomendable que antes de comenzar la sesión la persona satisfaga esta necesidad fisiológica. Si aún así esto sucediera durante la sesión, lo ideal es no darle ninguna importancia.

Acceso de tos o mucosidad nasal.  Es frecuente estas sensaciones. Significa que la energía está haciendo su labor, desechando aquello que le estorba en cualquiera de los planos: físico, mental-emocional. Cuando esto sucede es recomendable tomar líquidos (no refrescos o café).

Alteración en el funcionamiento digestivo. Este estado es similar al anterior. Van desde regurgitaciones, ruidos instestinales, flatulencias, deseo de comer o apetito. Todas ellas significa que la energía está trabajando correctamente y no hay que darle mayor importancia.

Acceso de llanto. Bastante frecuente en la terapia de Reiki, especialmente cuando se trabaja el chakra timo-corazón. Se da con distintas intensidades. Puede ser desde un lagrimeo ligero al llanto con profundo dolor. Lo más recomendable es dejar a la persona contactar con sus sentimientos y permitir que aflore este llanto sanador. En caso de que no se pueda controlar esta situación, lo indicado por parte del reikista será poner las manos en el plexo solar para detener el fluir de las emociones y permanecer en un estado de calma.

Necesidad de tragar saliba o quitar algo que estorba en la garganta. Sensación poco frecuente. Está relacionada principalmente con lo que queremos decir y no hacemos, con la angustia, el  miedo… Lo ideal es dar reiki a la garganta hasta que esta sensación desaparezca. Se presenta al trabajar posiciones de cabeza, cuello, timo-corazón, hígado, plexo solar, bajo vientre. riñones y cóccix.

http://www.tutiendareiki.com